Hormigón Gunitado: Una innovadora solución en la construcción

El hormigón gunitado, también conocido como hormigón proyectado, es un tipo de hormigón que se aplica mediante una técnica de proyección a alta velocidad. Este artículo presenta información relevante sobre este importante material para las empresas que dedican a la edificación, sus características, ventajas y desventajas, así como su impacto en el sector de la construcción. ¿Estás listo para descubrir cómo esta tecnología revoluciona el mundo de la construcción?

¿Qué es el Hormigón Gunitado?

El hormigón gunitado es un tipo de hormigón que se aplica mediante una técnica de proyección a alta velocidad. Esta técnica consiste en mezclar el hormigón con agua justo antes de ser proyectado, lo que permite que el material alcance una mayor resistencia y durabilidad. La mezcla se aplica utilizando una máquina especial llamada “gunitadora”, que la proyecta a través de una manguera a alta presión.

Este material alternativo e innovador para la construcción es ampliamente utilizado en la construcción debido a su versatilidad, resistencia y capacidad de adaptarse a superficies de geometrías complejas sin necesidad de compactación, a diferencia del hormigón tradicional, Esta característica le permite ser un recurso indispensable en el sostenimiento y revestimiento estructural de túneles y taludes, asegurando durabilidad y buena adherencia a diversos materiales como roca, hormigón, albañilería y acero. 

Se compone de una dosificación prefabricada de áridos, cemento y agua, que se mezclan y proyectan a alta velocidad sobre un área seleccionada. La mezcla puede realizarse mediante dos métodos: vía seca o vía húmeda. En el método de vía seca, la composición en seco de áridos y cemento se transporta con aire comprimido, agregando el agua únicamente en la lanza. Por otro lado, en el método de vía húmeda, la composición incluye el agua necesaria desde el principio, sin necesidad de incorporarla en la lanza 

La aplicación del hormigón gunitado es sencilla y solo requiere una pared de bloques o una armadura para su implementación, esto lo hace aún más atractivo en combinación con armaduras metálicas, como mallas electro soldadas o fibras metálicas. Su uso en la construcción se acentúa porque es muy eficiente y resistente en las edificaciones, especialmente en obras que requieren adaptabilidad a superficies y geometrías desafiantes.

Usos del Hormigón Gunitado

Este importante material para la construcción se utiliza en diversas aplicaciones en la fabricación de estructuras complejas, como:

  • Reforzamiento de estructuras existentes
  • Construcción de túneles y galerías subterráneas
  • Reparación y rehabilitación de puentes y viaductos
  • Estabilización de taludes y laderas
  • Construcción de piscinas y tanques de almacenamiento de agua

Recomendaciones para el uso del Hormigón Gunitado

Para obtener los mejores resultados al utilizar este tipo de hormigón, se deben seguir las siguientes recomendaciones:

Utilizar una mezcla de hormigón adecuada

Es fundamental emplear una mezcla de hormigón específica para gunitado, que tenga una granulometría adecuada y una relación agua-cemento óptima.

Preparar correctamente la superficie

Antes de aplicar el hormigón gunitado, es necesario limpiar y humedecer la superficie sobre la cual se proyectará el material.

Controlar la velocidad de proyección

La velocidad de proyección debe ser adecuada para garantizar una buena adhesión del material a la superficie y evitar la segregación de la mezcla.

Propiedades del Hormigón Gunitado

El hormigón gunitado presenta varias propiedades que lo hace una opción atractiva en la construcción:

Alta resistencia

Gracias a la técnica de proyección, el hormigón gunitado adquiere una mayor resistencia y durabilidad en comparación con el hormigón convencional.

Adherencia

Este tipo de hormigón se adhiere fácilmente a diferentes tipos de superficies, como el acero, madera o mampostería.

Flexibilidad

La mezcla de material proyectado o gunitado puede ser ajustada según las necesidades específicas de cada proyecto, lo que permite adaptar sus propiedades a diferentes aplicaciones.

Ventajas del Hormigón Gunitado

El uso del hormigón gunitado presenta diversas ventajas en la construcción:

  • La técnica de proyección permite aplicar el hormigón de manera rápida y eficiente, reduciendo los tiempos de construcción.
  • Al ser proyectado directamente sobre la superficie, el hormigón gunitado requiere menos encofrados que el hormigón convencional.
  • Puede ser utilizado en una amplia variedad de aplicaciones y se adapta fácilmente a diferentes tipos de superficies y formas.
  • La proyección de este hormigón permite obtener un acabado superficial más uniforme y estético en comparación con el hormigón convencional.

Desventajas del Hormigón Gunitado

A pesar de sus ventajas, el hormigón gunitado también presenta algunas desventajas:

  • Para aplicar el hormigón es necesario contar con una gunitadora y personal capacitado para su manejo.
  • La inversión en maquinaria y la capacitación del personal pueden resultar en un mayor coste inicial en comparación con el uso de hormigón convencional.
  • La técnica de proyección puede verse afectada por condiciones ambientales adversas, como viento o lluvia, lo que puede dificultar la aplicación del material en condiciones adversas.

Es importante tener en cuenta que el hormigón gunitado requiere una curación adecuada para alcanzar su máxima resistencia y durabilidad. Después de la aplicación, el hormigón debe mantenerse húmedo durante al menos 11 días, con una temperatura no inferior a los 0 grados centígrados. Este proceso de curado es fundamental para garantizar la resistencia y durabilidad del hormigón gunitado.

Existen diferentes formas de suministrar este hormigón, ya sea por medio de camión, cuba fresco o con una mezcla q previamente preparada. El uso de este material, fresco o seco, depende de la máquina utilizada para proyectarlo. El hormigón también se puede aplicar por vía seca, en la cual se efectúa la mezcla de cemento y áridos en seco o con muy poca humedad, y se lanza por medio de aire comprimido hacia la boquilla en la cual se le añade el agua precisa a través de un anillo perforado.

Sin dudas, el hormigón gunitado es una técnica innovadora en la edificación de cuerpos complejos en distintos tipos de arquitecturas, que permite aplicar el hormigón de manera rápida y eficiente, reduciendo los tiempos de construcción y la necesidad de encofrados.

Su característica más poderosa es que presenta una mayor resistencia y durabilidad en comparación con el hormigón convencional, se adhiere fácilmente a diferentes tipos de superficies y se adapta a diferentes aplicaciones. Sin embargo, requiere maquinaria especializada y un mayor coste inicial, y puede verse afectado por condiciones ambientales adversas. En general, el hormigón gunitado es una solución atractiva en la construcción que ofrece numerosas ventajas y que puede ser utilizada en una amplia variedad de proyectos.